Ya no es obligatorio pagar el Seguro de Vida de las Tarjetas de Crédito


Una disposición del Banco Central permite a los clientes dar de baja el servicio.


A partir del 12 de noviembre de 2015 por una disposición del Banco Central, los usuarios que así lo deseen pueden darse de baja del cobro del seguro de vida que cobran las tarjetas de crédito a sus clientes por el saldo deudor.

Este seguro, destinado a asegurar el pago de las cuotas pendientes de cobro en caso de muerte del usuario de la tarjeta de crédito, será opcional a partir del próximo 12 de noviembre.

La medida redundará en una baja en los montos que hoy están pagando los clientes que acostumbran a no cancelar la totalidad de su deuda con las tarjetas. Pero a la vez aumentarán los riesgos crediticios para los bancos emisores de los plásticos y para los clientes, ya que en el caso de que el titular de la tarjeta muera o quede incapacitado, la deuda quedará a cargo de sus herederos.

El costo del seguro de vida varía según el banco y la tarjeta, aunque en la mayoría de los casos oscila entre 0,2 y 0,3 por ciento del saldo deudor.

Para dejar de pagar el seguro de vida, el titular de la tarjeta deberá comunicarse con la entidad financiera para informar su decisión. En el caso de que no haya una decisión expresa por parte del cliente, el banco podrá continuar aplicando este cargo.

En la resolución del Banco Central además se establece que no podrán cobrarse cargos adicionales por las operaciones efectuadas por ventanilla por personas físicas ni por la generación o envío de los resúmenes de cuenta ya que esos servicios deben estar incluidos en la comisión por mantenimiento de cuenta.

#consumo #TarjetasdeCrédito