A partir del 1 de Diciembre las tarifas de luz sufrieron un aumento en todo el país.



Con un aumento en dos tramos, la propuesta oficial presentó subas finales promedio del 77% entre diciembre de 2017 y febrero de 2018, según surgió de la audiencia pública del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE), realizada el 17 de Noviembre pasado en el Palacio de Aguas. El alza será del 43% promedio en diciembre, mientras que en febrero, los aumentos promedio serán del 24%.

Durante el primer tramo de aumento, el 90% de los usuarios tendrá una suba máxima del 39%, mientras que uno de cada 10 usuarios tendrán un aumento en sus facturas del 47%. Siempre como tope máximo. Esta situación también se da para febrero: para el 90% de los clientes de Edenor y Edesur, la suba será del 18% como techo. Para el 10% restante, en cambio, el aumento será de hasta el 28%.

Un hogar que consume 150 KwH por mes que pagara $200 por mes antes de impuestos en diciembre, abonará 235 pesos a partir de febrero. En segundo lugar, un consumidor de Edenor o Edesur que consume 325 kWh por mes, pasará de pagar $450 a $530 de diciembre a febrero.

Más allá de estas subas, el Estado aún sigue subsidiando el consumo de la energía. Durante el año 2017, subsidió el 53% del costo. La previsión del Gobierno es reducir la subvención estatal y que los hogares y las empresas paguen una mayor parte de la factura el próximo año. Un 27% de lo que se cobra en la factura es el precio estacional de la energía, el 47% es el valor agregado de distribución, es decir, lo que cobran las empresas y el resto (26%) corresponde a impuestos.

El consumidor final paga hoy un equivalente de $640 del costo de la energía, contra los $1.370 de lo que sale. A partir de febrero de 2018, el consumidor pagará $1.077 del costo de la energía, contra $1.440 que costará realmente. La demanda paga un 74%, mientras que el Estado paga el restante.

El Gobierno subsidió durante todo este año más de la mitad del costo de generación. Para 2018, planea cubrir entre 37% y 39% de esa erogación. Eso implica que los usuarios tendrán que pagar más que ahora por el costo medio de generación. Los subsidios energéticos bajarán de $ 136.000 millones en 2017 a casi $ 108.000 en 2018, según lo proyectado en la ley de Presupuesto.

#Tarifas