Con aparatos eficientes, se ahorra hasta 70% en la factura de luz



Mantener artefactos viejos y gastadores ya no da lo mismo que usar los modelos más nuevos y ahorrativos. Al cambiar unos por otros, la factura se reduce a un tercio y el ahorro ya representa varios miles de pesos por año.

La conclusión surge de un informe reciente del Ministerio de Energía de la Nación que muestra cómo la renovación tecnológica puede ayudar, y mucho, a reducir de un modo abrupto los gastos de electricidad residenciales.

Según el trabajo, si un hogar tipo consume 300 kilovatios hora (kWh) de energía por mes con aparatos de 10 años de antigüedad, la suma puede caer a sólo 147 kWh si los principales artefactos se reemplazan por opciones nuevas de alta eficiencia. O sea, se consiguen los mismos usos y prestaciones, con menos de la mitad del gasto.

Considerando las nuevas tarifas metropolitanas y los impuestos, la transformación implica por ejemplo que el costo mensual de prender el aire cuatro horas al día baje de $102 a $ 69. El gasto en iluminación, en tanto, se reduce de $ 94 a $ 19,50 al mes y mantener prendida la heladera pasa de salir $ 73 mensuales a menos de $ 34, siempre para un usuario de Capital.

No se trata de dejar de consumir o renunciar a un estándar de vida, sino de consumir inteligente y responsablemente. Con artefactos eficientes, se mantiene la calidad de vida usando menos energía”, destaca Andrea Heins, la subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética, el organismo detrás del estudio.

Sumando todos los aparatos, el consumo de energía del hogar eficiente del ejemplo es 51% menor. Pero lo interesante es que, en el caso considerado, el beneficio en la factura es bastante mayor a eso. Primero, porque el usuario gana el premio que se les aplica a quienes logran bajar su consumo al menos un 20% con respecto al mismo período de 2015. Segundo, porque al usar menos energía el hogar cae a una categoría de tarifa menor, que es más económica.

Convertir el propio hogar en electro eficiente requiere una inversión que no está al alcance de todos los bolsillos. Sólo un aire chico, una heladera, un lavarropas, un televisor y algunas lamparitas suman al menos $ 45.000, si se eligen los modelos que encabezan los rankings de eficiencia del sitio Topten Argentina.

Pero según surge del informe del Ministerio de Energía renovando lavarropas, heladera y aire acondicionado, un hogar medio pagaría $ 3.200 menos al año.

#Ahorro #Electricidad #Luz