LEY DE INSOLVENCIA FAMILIAR


Ante la agobiante situación de EMERGENCIA que enfrentan la enorme mayoría de los consumidores y sus familias (comerciantes, asalariados, profesionales, monotributistas, independientes, etc.. que constituyen los segmentos socioeconómicos medios y bajos), que impide que puedan asumir sus obligaciones como deudores, necesitamos generar herramientas de contención y salvataje.


Desde ADELCO, ADECUA y CRUZADA CÍVICA proponemos e impulsamos la urgente aprobación de una LEY DE INSOLVENCIA FAMILIAR para que las familias con deudas (en especial con los servicios financieros) tengan un marco legal y puedan negociar planes de pago, en situación de equilibrio con los acreedores en temas de consumo.


Las organizaciones consideramos que se debe instaurar un régimen que regule las situaciones de insolvencia para proteger la parte más débil de la relación de consumo con los proveedores de bienes y servicios.


Para ello, hemos elaborado un proyecto de ley que ponemos a disposición del Congreso y del Poder Ejecutivo Nacional.

Se busca promover la recuperación de la economía familiar o personal, y evitar cualquier situación de exclusión social o laboral persiguiendo el desarrollo de una cultura de inclusión, de acceso al crédito responsable, a través de la información y la educación financiera.

Debemos PROTEGER a la “Clase Media y Media Baja” e IMPEDIR que, con la crisis socioeconómica de los últimos años y este aislamiento social, preventivo y obligatorio por el COVID-19, gran parte de ella pase a conformar ese 15% de nuevos pobres que lamentablemente tendrá la Argentina en el futuro inmediato.


#LeyInsolvenciaFamiliar

#ClaseMediaEnEmergencia


Resumen del Proyecto de Ley de Insolvencia Familiar:

-  Es una ley que protege a los deudores de buena fe, que caen en una situación de

endeudamiento que no les permite pagar sus deudas.

-  La ley parte del supuesto de que el deudor quiere pagar sus deudas pero no puede

hacerlo.

-  La ley busca dar al deudor un procedimiento que le permita reestructurar el pago de

sus deudas, pero que también cuente con parte del ingreso que tenga para

mantenerse.

-  Se piensa para los deudores denominados “pasivos”, es decir para aquellos que

cayeron en sobreendeudamiento sin dolo, o sea que no cayeron en insolvencia a

sabiendas.

-  Esos deudores no tienen disponible un mecanismo como el concurso de acreedores

o la declaración de quiebra como tiene un comercio pequeño o una empresa. Esta

ley viene a suplir ese vacío legal.

-  Se incluye a los consumidores que se encuentran en una situación de deuda por

causa de hechos extremos como: el desempleo, una enfermedad grave, el divorcio o

la separación, un hecho que está fuera del manejo del deudor (por ejemplo el

coronavirus o un terremoto), el fallecimiento de quien era el principal sostén de la

familia.

-  La ley tiene en cuenta que el deudor, para poder pagar su deuda, debe negociar con

todos sus acreedores a la vez y no por separado, porque la solución debe ser

integral.

-  La ley tiene dos momentos: en un primer momento se plantea la posibilidad de que

la solución sea extrajudicial a través de un organismo dependiente del estado, que

juntará al deudor con sus acreedores y buscará un acuerdo entre ellos. Si se llega a

ese acuerdo, se establecerá el tiempo y la forma en que se pagará la deuda.

-  Si no se llega a un acuerdo, se remitirán los antecedentes a la justicia y el proceso

seguirá en cabeza de un juez, que a la manera en que se hace con las empresas

que entran en concurso de acreedores, decidirá de qué manera el deudor procederá

a saldar su deuda.

-  La ley prevé también que haya programas de educación financiera para los

consumidores, a los efectos de darles herramientas que traten de evitar el

sobreendeudamiento y un fondo para los programas de educación y mantener el

sistema.

-  Busca promover la recuperación de la economía familiar o personal, y evitar

cualquier situación de exclusión social o laboral persiguiendo el desarrollo de una

cultura de inclusión, de acceso al crédito responsable, a través de la información y la

educación financiera.


# La ley que proponemos fue elaborada tomando como base la Ley Modelo de Insolvencia Familiar de CONSUMERS INTERNATIONAL, para ser utilizada por todos los países del mundo.