CINE : “Cómo reclamar cuando no te dejan entrar con alimentos comprados afuera”



El no permitir el ingreso a las salas de cines con productos que no hayan sido adquiridos en el candy bar constituye una práctica abusiva que restringe los derechos de los consumidores e incumple con la ley 24240 de Defensa del Consumidor que dice que son abusivas las cláusulas que importen renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplíen los derechos de la otra parte. Al mismo tiempo, contradice la ley 25156 de Defensa de la Competencia, cuyo artículo 2 prohíbe subordinar la venta de un bien a la adquisición de otro o a la utilización de un servicio.

Esta prohibición atenta contra leyes fundamentales: la Constitución Nacional que en su artículo 42 establece que los consumidores tienen derecho a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno; y también vulnera el nuevo Código Civil –vigente desde agosto de 2015– que aclara, en el artículo 1.099, que están prohibidas las prácticas que limitan la libertad de contratar del consumidor, en especial, las que subordinan la provisión de productos o servicios a la adquisición simultánea de otros, y otras similares que persigan el mismo objetivo.

Es importante que los consumidores hagan la denuncia, para generar conciencia social. Los comercios no pueden limitar la libertad de elección de los consumidores, afirmó a Infobae Vilma Bouza, directora de Defensa al Consumidor de la Ciudad y subrayó que comprar una gaseosa o un alimento fuera del complejo del cine siempre debe ser una opción viable para un consumidor, tanto por su preferencia de marca, precio y hasta por razones de salud en el caso de quienes son celíacos.

Está claro que los cines no prohíben comer en el interior de las salas, algo que las empresas podrían fijar como regla general para evitar ruidos molestos o la generación de residuos, por ejemplo. Pero no es el caso.

En los últimos días, los inspectores de la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires realizaron controles en distintos complejos de cines, verificaron la existencia de los carteles que avisan que no se puede entrar con comida que no sea del lugar y labraron actas de infracción ante la presunta violación al artículo 37 inciso b de la ley 24.240, el que se refiere a las cláusulas abusivas.

A partir de esta imputación, la empresa tiene un plazo de diez días para defenderse y, según establece la norma, puede ser sancionada con una multa de hasta 5 millones de pesos.

Los expertos en defensa del consumidor sostienen que, si los consumidores formalizan los reclamos, pueden contribuir a visibilizar socialmente esta práctica ilegal para que las autoridades tomen medidas y se avance hacia una ley específica.

Pasos para reclamar

Plantear el problema sin discutir. Frente al empleado del complejo –también se puede pedir hablar con el encargado o el gerente– lo importante es que la situación no se convierta en una disputa con un sinfín de argumentos.

Mencionar las leyes que amparan al consumidor. Siempre con calma, es importante que el consumidor indique brevemente qué normas afecta la actitud restrictiva del cine.

Pedir el libro de quejas. Ante la negativa de ingresar con la compra realizada fuera del complejo, se debe pedir el libro de quejas, que es obligatorio que posean. Si responden que se puede hacer a través del sitio de Internet del cine, hay que insistir con el libro físico.

Redactar lo sucedido. En el libro de quejas hay que describir brevemente los hechos, indicar la norma vulnerada y asentar datos personales del denunciante. Si no entregan copia, conviene tomar una foto de la página con el celular. Luego, si el consumidor decide ingresar al cine, debe entregar los alimentos y retirarlos a la salida, o bien pedir la devolución del dinero de la entrada.

Continuar el reclamo en Defensa del Consumidor. Debe realizarse en el organismo oficial de la jurisdicción donde está ubicado el cine. Para más información, desde todo el país se puede llamar al 0800-666- 1518 y tramitar reclamos a través de la Ventanilla Federal Única de Reclamos de Defensa del Consumidor. En la Ciudad de Buenos Aires, se puede gestionar mediante la aplicación BA 147 para celulares que permite subir fotos, también desde la web o llamando a la línea gratuita 147.

#Cine #Reclamos