Se puede cambiar el producto en cualquier día y horario mientras el negocio está abierto al público.
No hay que esperar a que pasen las Fiestas ni ningún otro plazo.

Si compraste un producto de segunda selección y te informaron que puede tener fallas, no podés reclamar por esas fallas.

Los productos nuevos durables tienen seis meses de garantía desde la entrega. Cuando se trata de cosas usadas la garantía se reduce a tres meses.

Las compras a través de internet o vía telefónica pueden revocarse dentro de los 10 días corridos contados a partir de la fecha en que se entregue el bien o se celebre el contrato, lo último que ocurra, sin responsabilidad alguna. Esta facultad no puede ser dispensada ni renunciada.


Si el producto entregado no coincide con la publicidad que se hizo de el, se puede exigir su cumplimiento y, en su caso, realizar la denuncia en las oficinas de defensa del consumidor.


Si cuando se quiere cambiar un producto el negocio comenzó la liquidación y el precio del mismo bajó debe respetarse el precio que se pagó que es el que figura en el ticket de compra.

El precio de vidriera o góndola es considerado la “oferta”, la cual si es aceptada por el consumidor, debe ser respetada. Si el comercio comete un error, debe igualmente respetar el precio publicado.


Se puede cambiar un producto por otro igual, dentro de los 30 días de la compra presentando factura de compra o el comprobante de pago.


Si al momento de efectuarse el cambio o la devolución de un producto, existe un saldo a favor del consumidor, el comercio está obligado a entregar un comprobante (válido por 90 días) que refleje ese saldo o su equivalente en efectivo, a elección del comercio.

TIPS PARA QUE ESTA NAVIDAD NO ENGAÑEN A LOS REYES