Estafa bancaria: ordenan no cobrar cuotas del préstamo sacado a nombre del titular por Home Banking

Fuente: www.iprofesional.com | Legales


El damnificado fue víctima de un "cuento del tío digital" y brindó las claves de acceso a los delincuentes, quienes se transfirieron dinero de su cuenta

El Banco Nación deberá cesar con los descuentos efectuados a un hombre (veterano de Malvinas) que sufrió una estafa a través de Facebook por la cual se obtuvieron préstamos de $270.000 con los datos de su cuenta bancaria.


La sentencia remarca la relación de consumo entre las partes y considera al accionante (veterano de guerra, adulto mayor y discapacitado) como "hipervulnerable" frente a la entidad bancaria.

En el caso "Reimondi, José Antonio c/ Banco Nación Argentina s/ Ley de Defensa del consumidor", el hombre, de 66 años, publicó en páginas de Facebook una máquina de cortar pasto (tipo tractor) a $120.000. A los pocos días, una persona que aparentaba estar interesada en la compra, lo contactó por mensajería interna de Facebook y le solicitó un número telefónico.


Luego de hablar por unos minutos, el supuesto comprador le dijo que, por una cuestión de seguridad, no podría retirar todo el dinero del banco, de modo que le solicitó el CBU a efectos de realizar la transferencia del dinero, por un valor de $80.000 y que abonaría el resto al momento de retirar el tractor.


Días después, el "comprador" le envió una aparente constancia de transferencia por dicha suma, pero el hombre observó que no estaba acreditada en su homebanking.

Ante esto, el supuesto comprador manifestó que no pudo realizar la transferencia porque había un problema administrativo con el banco, indicándole que el problema se podría solucionar en pocos minutos si se realizaba desde un cajero.


Por lo que recibió un email de RedLink, diciendo que se comunicaría con él un asesor para "realizar la activación" de los $80.000 que no se acreditaron en la cuenta.

Es así que se comunicaron desde un teléfono y le dieron indicaciones de lo que debía hacer en el cajero automático para que se realizara la operación. Siguiendo los pasos que le fueron indicados obtuvieron sus credenciales de acceso.


Luego, el supuesto comprador solicitó un préstamo personal por la suma de $270.000 y transfirió dicho dinero a dos cuentas ajenas radicas en las provincias de Córdoba y Santa Fe, y sumado a ello, extrajeron de la referida